Salvemos Sanxenxo

22 novembro 2006

Noticias

  • A protección do litoral en 500 metros desconcerta aos concellos.
Só en Sanxenxo o proxecto de Caride podería comprometer máis de oito chans urbanizables S.U.

O concello de Sanxenxo podería ser un dos máis afectados pola medida, con máis de oito chans urbanizables(S.U.) dentro da nova franxa de protección do litoral. A prohibición de realizar actuacións urbanísticas nesta zona podería comprometer a construción preto de 2.000 vivendas ao longo da costa do municipio e frustrar negocios millonarios.

A superficie que podería resultar afectada sería próxima aos 500.000 metros cadrados que ocupan os once chans urbanizables da costa de Sanxenxo, a maioría rozando a franxa dos 200 metros que esixe a actual lei(Ou en moitos casos sendo inferiores aos 200m). A unha media de 120 euros o metro, o terreo superaría os 50 millóns de euros.

A pesar da incerteza creada polo conciso anuncio da conselleira de Política Territorial, a maioría das fontes consultadas afirman que os chans urbanizables aprobados definitivamente con anterioridade á lei que pretende aprobar a Xunta nun prazo de seis meses, non resultarán afectados por esta. O goberno local do municipio rehusó facer valoracións sobre os plans de Caride.
  • Os chans urbanizables da costa en Sanxenxo
  • S.u.

    A Granxa

    Extensión


    102.050Aprobado








    Noalla

    15.695Aprobado







    Foxos-Lanzada

    27.458Aprobado







    A Granxa

    81.537Aprobado







    Festiñanzo

    130.000 Sen Aprobar







    Major

    69.980 Sen Aprobar







    Pociñas

    24.856 Sen Aprobar







    Soutullo

    96.464 Sen Aprobar







    Montalvo

    13.490 Sen Aprobar







    Cabicastro

    20.630 Sen Aprobar







    Canelas

    20.682Aprobado










Información relacionada con esta noticia:-Novas da Xunta de Galicia

Etiquetas: ,

1 Comentários:

  • Acojonados se quedaron, con el anuncio de ampliar a 500 metros la zona de litoral, los grandes esquilmadores de nuestra tierra, los corruptos Villaverdes (el matón y el de la casa de las dunas), los peleles Catalinas, los ricachones Oteros, los Telmos mentirosos y ambiciosos, y en general, todos los promotores e inmobiliarios que anteponen sus intereses a los de la colectividad. Se le han puesto los millones de corbata, con la amenaza de la Xunta de prohibir construir en 500 metros. Había que poner un micrófono en Urbanismo del Concello: a estas alturas debe ser un show, todos con prisa para legalizar rápido sus suelos urbanizables por lo que pueda pasar, todos prometiendo a los que mandan lo que sea, todos sobornando, ingresando secretamente en determinadas cuentas, todos nerviosos.
    Y nosotros, los que queremos a Galicia, nos escojonamos de ellos. Por una vez, nos toca reir a nosotros. Ya sabemos que es difícil que salga adelante esta medida, porque las presiones van a ser tremendas; no nos hacemos ilusiones. Además, ni siquiera el Bloque la apoya sin fisuras (no es de extrañar: después de la desfeita que han hecho en Poyo, por ejemplo, no me extraña que muchos de ellos estén en contra). Pero, aunque no salga adelante, que nos quiten lo reído. Y chapó (momentáneo) para Touriño y Caride. (Yo no creo en los Reyes Magos ni en la honestidad de los políticos, pero si consiguen proteger la costa en 500 metros, aunque sea en líneas generales, me trago mi opinión y les doy –por fin- mi voto).
    Desde mi punto de vista, la medida es necesaria. Desde que se agotó el wolframio y los caladeros de pesca, Galicia no tiene otra riqueza mayor que nuestra costa: riqueza paisajística, económica y turística. Es una riqueza a corto, medio y largo plazo. Y la la tienen medio escarallada, el litoral gallego ya no es lo que era, pero hay que salvar lo que nos queda de sus enemigos; esos enemigos son los constructores que ponen como excusa que el urbanismo costero es desarrollo y “progreso”, cuando sólo beneficia a ellos mismos, que llenan aún más sus arcas, pero perjudican a la gran colectividad, a Galicia. Hay que defender los intereses de la “gran colectividad” contra los de la “pequeña”. El urbanismo salvaje significa pan para hoy y hambre para mañana, o mejor dicho, tarta para los constructores hoy, hambre para nuestra tierra mañana. Los que queremos a Galicia, sabemos qué opción tomar. El Concello de Sanxenxo ya tomó la suya hace tiempo. Que les den; quiero decir: que les den lo que merecen.

    Por Anonymous Fucus, Às 12:13 da tarde  

Enviar um comentário

Subscrever Enviar comentários [Atom]



<< Página inicial